divendres, 20 de febrer de 2015

Propuesta de cine

“Molokai. La historia del padre Damián”



Semanalmente Peio Sánchez, director del Departamento de Cine del Arzobispado de Barcelona y de la Mostra de Cinema Espiritual, presenta en el Full dominical de Barcelona, una película en relación con el Evangelio. El pasado domingo, le tocó el turno a “Molokai. La historia del padre Damián”, de Paul Cox.






El padre Damián fue un misionero belga de los Sagrados Corazones que dedicó su vida a la atención de los leprosos en Molokai, una de las islas Hawái. La película clásica de su vida fue “Molokai, la isla maldita”, de Luis de Lucía, 1959. La película a la que se refiere Peio Sánchez es una nueva adaptación. 
En ella vemos cómo Molokai es el exilio de los leprosos que viven en condiciones infrahumanas. Allí fue destinado el misionero con la advertencia “No debe tocar a nadie”. Pero él se hizo amigo y compañero consiguiendo restaurar un funcionamiento social y comunitario hasta su muerte por contagio de la lepra. 
Un extraordinario ejemplo del Evangelio de hoy sobre “el que llegó para tocar lo intocable”, para salvar lo que estaba perdido.

Después de la presentación de la película sobre el padre Damián, Peio Sánchez propone a los lectores del Full dominical una reflexión. Les pregunta, por ejemplo, sobre el significado de la secuencia de la película donde todos rezan en la puerta del hospital por el padre Damián, o sobre cuáles serían los leprosos de hoy.

Fuente: OMPRESS-BARCELONA (19-02-15)