dijous, 21 d’abril de 2016

NUEVE MILLONES DE NIÑOS EN EL MUNDO VIVEN EN CONDICIONES DE ESCLAVITUD

EL PASADO 15 DE ABRIL DE 2016 CELEBRÁBAMOS EL DÍA MUNDIAL CONTRA LA ESCLAVITUD INFANTIL

Compartimos con todos vosotros este artículo publicado en la página de Misiones Salesianas para apoyarles en esta iniciativa y así también denunciar la situación que padecen millones de niños alrededor del mundo. 
La presencia y ayuda incuestionable en la mayoría de estas situaciones injustas de los misioneros no siempre es suficiente para poder erradicar esta lacra. 

"El día 16 de abril conmemoramos el Día contra la Esclavitud Infantil una realidad a la que nos seguimos enfrentado en 2016, más de 200 años después de que la esclavitud se aboliera. La demanda de mano de obra barata, la pobreza, la falta de oportunidades, la desestructuración familiar y la pérdida de valores comunitarios son causas de que la esclavitud infantil y los abusos se sigan produciendo hoy en día.
Naya es hoy una persona diferente. Hace un año fue rescatada del infierno. “Sólo recuerdo el dolor y la vergüenza”. Naya sufrió quemaduras terribles después de que la señora del hogar donde trabajaba la echara agua hirviendo. Naya nació en una familia pobre de una aldea india. Sus padres murieron siendo ella y sus hermanas pequeñas. Su abuela no podía hacerse cargo de todas y decidió venderla por 80 rupias (1 euro).
Como Naya hay nueve millones de niños y niñas en todo el mundo que viven como esclavos. Niños y niñas son víctimas de personas sin escrúpulos que los utilizan para trabajar en minas, industrias, en fincas agrícolas, como trabajadores domésticos, para mendigar o para prostituirlos.
Queremos dar voz a millones de niños y niñas, visibilizar la esclavitud infantil y exigir medidas para erradicar esta lacra del siglo XXI.
Fábricas de ladrillos y textiles en Afganistán e India utilizan a niños para trabajar en régimen de esclavitud. En Brasil, son utilizados para minas de carbón. En Myammar, trabajan en los campos de caña de azúcar. En Sierra Leona, son los diamantes; el coltán en la República Democrática del Congo; el algodón en Egipto o Benín; el cacao en Costa de Marfil… trabajos domésticos, prostitución, mendicidad… Millones de niños y jóvenes son explotados cada día.
Desde MISIONES SALESIANAS, hemos lanzado la campaña ‘Rompe sus cadenas’. En Colombia, en India, en Benín, en Costa de Marfil, en Malí… los misioneros salesianos se enfrentan a esta realidad y tratan de que los niños y niñas víctimas de la esclavitud tengan una segunda oportunidad. Los misioneros los acogen y les dan educación para ofrecerles un proyecto de vida en el que ellos puedan ser los protagonistas."
Texto publicado en www.misionessalesianas.org, 15 de Abril de 2016.