dissabte, 10 d’octubre de 2015

Els missioners de casa presents al #DOMUND: #YoSoyDomund

Testimonio de la misionera M. Lluïsa Maduell Hernández, nacida en Reus, desde Perú para este octubre misionero y jornada del #DOMUND del próximo 18 de Octubre: 


En primer lugar quiero felicitarles por el lema elegido para celebrar el DOMUND 2015. ¡Es un lema entrañable!

Estoy viviendo en lugares “de misión” desde hace cuarenta y dos años. Y justamente, el tema de la misericordia, lo estoy saboreando de una forma muy especial, desde hace quizás tres años….

¿A qué me refiero? Me refiero a que, si bien es cierto que desde siempre “sabemos que Dios es misericordioso”, recién creo voy comprendiendo el tema. Para mí, la misericordia de Dios estuvo ligada al “perdón de los pecados” y a la “caridad”. Por eso repetí siempre: Dios me perdona porque es misericordioso y tengo que perdonar a todos y ser misericordiosa. Y tengo que “practicar” la misericordia con mi prójimo.

Y todo ello es cierto; pero, como les digo, en los últimos años el Dios de la Misericordia me ha tocado; la Palabra Misericordia, me llegó. Y llegó como paz, como bondad, como certeza profunda transformando muchos de mis momentos.

¿Cómo se vive la misericordia, cómo se plasma en el día a día? Mi respuesta, así de arranque, es que la misericordia es una experiencia de Dios, una experiencia del Dios de Jesucristo que nos deja el alma pacífica, serena. Y desde ahí, nace una actitud nueva hacia las personas. Pareciera que miras a las personas y sientes brotar de tu interior una fuente de agua cristalina, dulce, suave, clara… ¡y todo se ve con ojos buenos, comprensivos!

En mi día a día busco que el Espíritu de Jesucristo transforme mi corazón en un corazón parecido al suyo. Y con ese corazón, salgo a escuchar a las personas, salgo a visitarlas, espero su crecimiento, las acojo sin prejuicios, a todas doy la oportunidad de seguir, de ser….Con los pueblos a mis encomendados, vivo estando cerca y les acompaño en sus luchas por defenderse, por conquistar sus derechos con confianza y esperanza. 

Les adjunto algunas fotos, por si les sirven. Fotos de una familia misionera; fotos de niños de catequesis de los pueblitos, paisajes, niños de una escuelitas indígenas, niños contentos con un pan… Y bueno, no tenemos buena máquina de fotos, ¡es la verdad!; pero se podrán hacer una idea del mundo desde el cual les escribo.

Deseo que les vaya bien la campaña 2015. Los acompañaré con mi oración.
María Luisa Maduell
Misioneros de Jesús