dimarts, 24 de novembre de 2015

Exposición solidaria a favor de la comunidad de Taizé en Dakar

EL CAMBRILENSE, CRISTÍ SAVALL, DE LA COMUNIDAD DE TAIZÉ: “SÓLO LA ACCIÓN DESINTERESADA Y EL RESPETO NOS HAN PERMITIDO GANARNOS LA CONFIANZA DE LA POBLACIÓN MUSULMANA”

"La presentación de la labor solidaria que la Comunidad de Taizé está llevando a cabo en Dakar, Senegal, es el objetivo de la exposición que, a partir del próximo día 24, podrá visitarse en las dependencias del Centre Tarraconense El Seminari. La exposición “Ak Benn 2015” coincide con la celebración del 75 aniversario de la fundación de la Comunidad de Taizé, a la cual pertenece el misionero cambrilense Cristí Savall Berenguer. 

La delegación diocesana de Misiones ha organizado esta exposición para dar cuenta de la importante labor que, desde 1992, está realizando la Comunidad de Taizé en los barrios periféricos de Dakar. Esta labor solidaria se sintetiza con la expresión “ak benn”, es decir, ir más lejos, dar un paso adelante  hacia  un nuevo compromiso para atender a los jóvenes paralizados por la inactividad y cuyo sueño es convertirse en un gran futbolista o en rehacer su vida en otro lugar, jugándose la vida en una aventura.


Desde el barrio Grand Yoff de Dakar, la Comunidad de Taizé realiza su labor a través de los centros de Kër Taizé y de Kër Ganesi en donde los jóvenes y las mujeres reciben formación y, en los talleres, elaboran diversos productos que, después, comercializan en las ferias de Dakar. Con el producto de las ventas aprenden a gestionar sus propios recursos económicos. 

Es el misionero cambrilense Cristí Savall Berenguer quien nos explica que, desde hace trece años, la Comunidad reside en Dakar, con una población con escasos recursos para hacer frente a las enfermedades, la insalubridad o la inseguridad. “¿Qué hacemos ahí?  Es una pregunta occidental pero la respuesta es africana, es decir, aquí estamos, eso es todo. Y no es poco compartir la vida con el vecindario, es decir, rezando, trabajando para ganarnos la vida, acogiendo y compartiendo...”.

La educación, una prioridad

El hermano Cristí Savall destaca que una de las prioridades es la atención a los niños cuya educación primaria es muy deficiente razón por la cual la Comunidad, a través de sus centros, imparte una serie de actividades para despertar la creatividad de la población infantil. “Hay que motivar y cuidar a los niños y a los jóvenes y mujeres y así afrontar los problemas familiares”.

En este aspecto, la Comunidad de Taizé está involucrada en la creación de escuelas populares en las zonas periféricas a la vez que se implica en proyectos de atención a refugiados o mendigos procedentes de otros territorios. La prioridad, en definitiva, se centra en la construcción de una comunidad viva.

Por otra parte, Cristí Savall añade que no es fácil vivir con una población el 90 por ciento de la cual es musulmana. “Al comienzo, nos observaban y nos llevó un buen tiempo ganarnos la confianza de los ancianos de las mezquitas que controlaban el vecindario. En esta situación, las palabras no tienen  sentido, sólo las acciones desinteresadas y la perseverancia en el respeto nos han permitido ganarnos la confianza de la población”.

Vivir con una población musulmana “implica mirar a estos creyentes de tal manera que podamos reconocer la obra de Dios en ellos y mostrarles el rostro de la Iglesia que no es arrogante. Juntos aprendemos a tener una confianza mutua, destruyendo prejuicios de ambos lados. Senegal es casi el único estado en donde las relaciones son pacíficas entre las dos religiones”. 
La exposición, a través de tres módulos, ofrecerá una visión poliédrica de una realidad rica y compleja como es el Senegal. La exposición podrá visitarse hasta el día 18 de diciembre."
Josep Sabaté, Diari de Tarragona, Dissabte 21 de Novembre